martes, 4 de noviembre de 2008

"El Recreo de Jacinto" - Capitulo IX -

"... De esta manera al día siguiente cuando terminó sus tareas pastoriles y descansó un poco en casa junto a su madre, se vistió con sus mejores galas, las que siempre reservaba para los días especiales, y se encaminó silbando hacia el hotel.

Al llegar se asomó con menos temor que la mañana anterior a la reja observando cómo Herman regaba las plantas de la piscina a la vez que escuchaba una extraña música que Jacinto no entendía por lo teutón de la misma. Para dejarse ver no tuvo otra opción que pegar un silbido al alemán para que se percatara de su presencia. Herman corrió rápidamente hacia la cancela dejando tras de sí un chorro de agua que salía a borbotones de la manguera sobre el césped.
- Hola Jacinto, qué alegría que hayas venido.- y echándole su enorme mano sobre el hombro le indicó que lo acompañase al interior del hotel.

Jacinto le transmitía un nerviosismo que le resultaba familiar mientras balanceaba sus hombros y viraba la cabeza hacia todo lo que le rodeaba. En ese tictac de mirada semiperdida el joven montaba en su mente, como si de un castillo de naipes se tratara, todas y cada una de las fotografías que había revisado mil veces en las viejas revistas de Fermín. Reconocía el espacio dedicado a la recepción, al bar y a las habitaciones. Parecía como si se hubiese criado entre todas y cada una de las estancias que completaban aquel hotel. Herman le presentó al personal que iba saliendo al paso indicándole los cargos y funciones que cada uno de ellos desempeñaban en el establecimiento y si bien al principio Jacinto tan sólo los miraba fijamente sin gesto alguno de aprobación. Tras las reflexionadas indicaciones del director terminó por extender su mano para saludar tímidamente a sus futuros compañeros.

Tras aquellas improvisadas presentaciones y mostrarle todos los rincones del recinto lo invitó a sentarse en la terraza que remataba uno de los salones de la planta superior para tomar un jugoso zumo de naranja en copa de balón con unas patatas chips...."